-- Andalucia Para Conocer: Almeria

25 diciembre 2014

Almeria


Almería, por su situación estratégica, abierta al Mediterráneo, ha albergado durante su historia diferentes civilizaciones. Una importante huella la encontramos en los restos arqueológicos repartidos por toda nuestra provincia.

La Prehistoria dejó muestras de una cultura muy especial en Los Millares y el Argar. Fenicios, cartagineses y griegos explotaron sus minas y comerciaron en sus costas. Los romanos, establecidos a partir del siglo III a.c., la convirtieron en el "Porto Magnus" del Mediterráneo y dominaron la zona hasta la llegada tardía de los visigodos, en el siglo VII. Los árabes creaban en el siglo X la actual capital, desde donde se regiría uno de los reinos taifas más importantes de la España musulmana. La influencia árabe ha sido la más fuerte, debido a su permanencia en nuestra tierra durante casi ocho siglos. Varios son los monumentos que evidencian la fecunda historia de esta tierra. Los castillos y las fortalezas constituyen un testimonio histórico privilegiado para conocer las sociedades del pasado.

Largamente expuesta a conflictos fronterizos y a las necesidades de defensa, la provincia de Almería presenta gran número y variedad de castillos, que constituyen un patrimonio poco conocido. La recuperación económica vendrá de manos de la minería en el siglo XIX.

El mar y el desierto conviven con la huerta más fértil y productiva del continente. Tierras áridas, donde la supervivencia se convierte en un permanente reto; lagunas saladas en las que anida una variada fauna y especies vegetales, únicas en nuestro planeta, esperan a quienes visitan esta provincia dotada de un clima subtropical, mediterráneo, cálido y seco.

Los Parques Naturales de Sierra María-Los Vélez con su castillo, sus cuevas rupestres y una riquísima fauna y el Cabo de Gata-Níjar, de playas desiertas, agrestes acantilados y fondos marinos transparentes, dan vida a un paisaje que ofrece al viajero la magia de la nieve, del bosque mediterráneo, del desierto y el mar.
La toma durante diez años (1147-1157) por las tropas cristianas desarticuló la ciudad de Almería como modo de vida, despoblándola y empobreciéndola, que centrados en defender la ciudad nos han quedado los vestigios de los torreones de san Cristóbal, parecidos a los de la muralla de Ávila.

La situación de Almería en el Mediterráneo y las adversidades que hubo entre los siglos XVI y XVIII condicionaron a la ciudad. El mar se convirtió en un mar maldito, frecuentado por piratas. Fue "la Almería del miedo", miedo al cautiverio, terremotos, sequías e inundaciones, plagas y epidemia.
Almería en la Historia del Flamenco y su aportación a este Arte.

Mas Información…….……








Gracias por tu Colaboración

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...